Connect with us

Hi, what are you looking for?

Noticias Generales

Análisis: Cristina Kirchner, ordena y desordena. 

 

Todo muy previsible. Salvo por la sorpresa que causó Cristina Kirchner en el final de su descargo. Sólo un puñado de su entorno tenía conocimiento de lo que iba a anunciar, que no fue producto de la improvisación. La determinación de bajarse de cualquier postulación para el año próximo obliga a resetear muchas alquimias que se habían venido construyendo desde el mismo momento en que la vicepresidente profundizó su estrategia de distanciarse del gobierno de ella misma y los cánticos de “Cristina Presidenta” se multiplicaban en cada ocasión. De todas maneras, su bastión, el Gran Buenos Aires, había empezado a girar la cabeza hacia la figura del Ministro de Economía, Sergio Massa. “Es el único que gestiona”, se repite en los despachos de los alcaldes. 

Es habitual que Cristina Kirchner apele a la sorpresa para hacer política. Ya lo demostró en 2019 cuando vía twiter anunció la fórmula presidencial que la incluía en segundo lugar. El hecho lo continúa reivindicando, no el resultado de la gestión. Sin embargo, esta vez, sorprende pero lo hace con demasiada antelación a las definiciones de verdad. Se ubica, de esa manera, en el rol que cree tener en la historia del peronismo: la de líder. Lo deja entrever cuando sostiene que el apellido Kirchner llevó a ganar cuatro elecciones. Y lo deja más claro con su determinación. Un jefe político no necesita cargos para serlo. La ahora condenada vicepresidente se bajó de cualquier candidatura pero no de ser la jefa de lo que ella entiende como el movimiento – esto último amerita una discusión muy profunda – . 

El propio Juan Perón así lo entendía cuando aseguraba que lo importante era el movimiento y no el partido. Cristina Kirchner se auto percibe líder y tiene argumentos para sostenerlo. Al menos con la dirigencia oficia una conducción monolítica. No hubo nadie en el Frente de Todos que se olvidara de respaldarla ante la determinación del Tribunal Oral Federal 2 de condenarla a seis años de cárcel e inhabilitación perpetúa para ejercer cargos públicos. Para que esto suceda, el fallo debe quedar firme. Pero esa es otra historia. 

Lo real sucede ahora y con vistas al 2023. La determinación de correrse de cualquier postulación puede tener una interpretación más banal y al mismo tiempo terrenal. Hoy, para el oficialismo, aparece como muy complejo el escenario electoral. Aún en la provincia de Buenos Aires, donde el conurbano oficia de viga para mantener la idea de continuidad. Una reciente encuesta de la consultora CB muestra algo que se dijo aquí en notas anteriores. Si bien Cristina Kirchner es quien encabeza las preferencias por encima de todos los otros posibles candidatos, el respaldo ha ido menguando. 

El 5 de octubre pasado, en la nota titulada “¿Y si Cristina Kirchner ya no es garantía?” Se hizo referencia a esta realidad. “La ex presidente encabeza los sondeos en el GBA, pero asoma un leve debilitamiento de su figura al ritmo de la inflación. El gobernador Axel Kicillof evita a Fernández para no quedar asociado a su gobierno y piensa en reelegirse. Los intendentes arman sus propias estrategias”. De octubre a diciembre nada indica que la realidad haya cambiado demasiado. Además Cristina Kirchner estaba atrapada en una dicotomía. Sería difícil repetir la misma estrategia del 2019 sin ser ella misma la que se ponga al frente de una fórmula. Ella aceleró a fondo. Pero dejará, quizá para siempre, la incógnita sobre cuál sería su real poder de fuego si va a una elección encabezando la boleta. Una derrota la dejaría en situación aún más débil de la que podría interpretarse ahora. De esa manera, ejercerá la jefatura de su núcleo duro, imprescindible, por ahora, para cualquier aventura electoral. 

Ya en agosto, apenas asumido Sergio Massa como ministro de economía apareció la máxima que fue titulo de una nota también aquí: “Con CFK no alcanza, sin éxito de Sergio Massa no se puede” Y continuó: “La centralidad renovada de la vicepresidenta no anula la necesidad de una buena gestión de Sergio Massa. Ello anida en el deseo de los jefes territoriales para conservar sus terruños. La sensación de un peronismo unificado detrás de la figura de Cristina Kirchner puede anular una mirada más profunda sobre el verdadero escenario que se configura en el horizonte de la política argentina. Por ahora, lo que se observa son declaraciones y muestras de apoyo desde la sucursal bonaerense del PJ. El resto es más discutible. Por aquello que el Frente de Todos es básicamente una fuerza acotada en votos al conurbano”.

De aquel tiempo ahora, es poco lo que ha cambiado. Si se quiere, lo más notorio en el Frente de Todos es que se ha elevado la sensación que Sergio Massa es la tabla de salvación si logra mejorar la percepción de una realidad económica que agobia. El tigrense se muestra como el presidente en ejercicio. El trascendente acuerdo de intercambio de información con los Estados Unidos era un acto para que encabece un jefe de Estado. Pero lo hizo Massa, porque él lo logró. Sus vínculos con el norte son por demás conocidos y en el juego del tablero geopolítico, EEUU busca garantes en diversas naciones. Parece que en Argentina ya lo tienen apuntado. 

No hay que olvidarse que apenas llegado a Buenos Aires, el embajador Marc Stanley se dedicó a recorrer el conurbano bonaerense y conversar con los intendentes. En julio, Martín Insaurralde fue el anfitrión de un encuentro con sus pares intendentes, entre ellos, Gustavo Menéndez, Leonardo Nardini, Federico Achaval y Fernando Espinoza entre otros. El mismo Insaurralde que la semana pasada motorizó un apoyo vía redes sociales de todos los alcaldes a la figura de Sergio Massa. 

La jugada de Cristina Kirchner, de todas formas, no inhabilita las fuertes tensiones que se viven puertas adentro en los territorios. Por estas horas, en La Matanza la puja va en aumento. Y desde el Movimiento Evita avanzan sin pausa. El viernes, una manifestación en la puerta de la municipalidad encabezada por los seguidores de Emilio Pérsico generó momentos de zozobra. Con un detalle. La pre candidatura de Patricia “La Colo” Cubría ya tuvo un desembarco en las proximidades del palacio municipal. El “Evita” acaba de alquiler una enorme propiedad, de varios pisos, para instalar su comando de campaña. Es en la calle Almafuerte, a sólo 50 metros del despacho de Espinoza. Una manera de mojarle la oreja al alcalde desde esta nueva sede donde se escuchan historias irreproducibles sobre el barón. 

La anticipada retirada electoral de Cristina es una noticia hacia adentro de Juntos por el Cambio. Sin ella en la cancha, una posible postulación de Mauricio Macri perdería simbología. Quizá este asomando el momento, con mayor claridad, de una puja entre parecidos. Lo que Jorge Asís llama la consagración de la generación Palito Ortega. Sergio Massa y Horacio Rodriguez Larreta, quienes hacían política juntos allá por el año 99 cuando el cantautor soñaba con ser candidato a presidente. En esa lista, también estaba Diego Santilli, el más firme postulante de Juntos por el Cambio para pelearle la gobernación a Axel Kicillof. Por estas horas, al gobernador le invade con mas fuerza el mismo fantasma de hace meses: “¿Y si quiere Cristina que sea yo el candidato a presidente?”, suele preguntarse en las noches platenses.  

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

El Archivo

Buscá Noticias por fecha en el Archivo

febrero 2023
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

Estoa artículos también te puede interesar!

Noticias Destacadas

Por Sebastián Dumont – Periodista.  A horas de terminarse el primer mes del año electoral, es poco lo que ha sobresalido en estos casi...

Noticias Destacadas

Por Sebastián Dumont “¿Quién dijo que en política se dan peleas para ganar? Se pelea para tener, no para ganar”. Textual respuesta que hace...

Noticias Destacadas

Por Sebastián Dumont – Periodista ¨Cristina no va a ser candidata”, reafirma un barón del conurbano luego de escucharla el martes en Avellaneda. Si...

Noticias Destacadas

Por Sebastián Dumont Otra vez, un 20 de diciembre quedará grabado a fuego en la historia de la Argentina. El motivo reciente es mucho...