Notas Destacadas, Noticias, Noticias Destacadas Página Principal, Ultimas Noticias

Provincia: El rol de los intendentes fue clave en la remontada del peronismo y abre una nueva discusión interna.

bunker FDT

La paridad en el resultado final de la elección en la provincia de Buenos Aires responde una duda que se había planteado en la campaña y que puede resumirse en un párrafo que escrito en este medio hace dos semanas: «Si el Frente de Todos achica o incluso pueda dar vuelta los guarismos, dependerá de cómo trabajen los intendentes. La tracción territorial será el único camino para domar un malestar que no ha desaparecido desde las PASO.” Finalmente sucedió. En líneas generales las estructuras territoriales funcionarios y empujaron para que el oficialismo pueda celebrar una derrota digna que, de todas maneras, abre un abanico de lecturas que habrá que hacer y llevarán a una reconfiguración de fuerzas. De todas maneras, no podrá pasarse por alto que en la geografía donde más fuerte se hacía el kirchnerismo hay un debilitamiento de su representación.

“El humor social no cambió de forma sustancial desde setiembre a esta parte, ¿por qué el resultado sería distinto?” coincidían la mayoría de las fuentes consultadas con contactos directos en los territorios. A la respuesta se le puede adicionar una cuestión que venía siendo planteada desde este mismo espacio hace varias semanas. Iba a ser  clave el nivel de compromiso que tome cada intendente en el despliegue para ir a la búsqueda de quienes no votaron y convencerlos para que lo hagan. Primer ejemplo por qué cada cual atiende su juego. Hubo diferencias a lo sucedido en las PASO. Mientras en setiembre ciertos intendentes del conurbano movilizaron hasta 1800 autos y colectivos, otros no lo hicieron.

Para esta elección eso fue distinto. Todos han trabajado en el peinado del padrón a los fines de saber quienes no fueron a votar y los llevaron. Los que no habían contratado autos sí lo hicieron y aquellos que lo habían hecho lo reforzaron. Nadie podía garantizar que los “nuevos votantes” apoyarían a los  candidatos del gobierno nacional y provincial. Para los jefes comunales, ganar sus distritos, más allá de lo que suceda con otras categorías es clave para la discusión que viene en la reconfiguración de las coaliciones. Las medallas de combate, para los barones, son el triunfo y, sobre todo, la diferencia que obtengan. Son sus cartas de presentación. La llave que hace sonar sus teléfonos con mayor o menor intensidad. 

El mejoramiento de los guarismo de setiembre a octubre tiene una razón de ser. En principio, el peronismo tenía más margen para ir a buscar a quienes ya los habían votado en 2019 y dejaron de hacerlo en setiembre pasado. Esa diferencia es sustancial ya que el Frente de Todos había perdido más de dos millones de votos y Juntos 500 mil. En la observación de los números por distritos, donde se había ganado se mejoró y en algunos casos pudieron dar vuelta el resultado como el caso de San Martín y Hurlingham.

Son claros los bastiones peronistas que aún están en pie. Distritos como, Malvinas Argentina- fue el distrito con mayor ventaja a nivel local, más de 25 puntos, Merlo, José C. Paz, San Martín, Moreno, todos muy populosos lograron diferencias de entre 15 y 20 puntos. Eso permitió equilibrar las dificultades de la zona norte donde se hace fuerte Juntos. En la tercera sección electoral hubo un crecimiento importante en comunas como Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Berazategui, Ezeiza y La Matanza obtuvieron esas mismas diferencias porcentuales todas por encima del 15 por ciento. En el caso de Quilmes, Mayra Mendoza revirtió el resultado de las PASO y ganó por un punto.

La mejora en la primera sección electoral también llevó a un reparto igualitario de los senadores provinciales que se elegían y ahora será cuatro a cuatro. Con ello se aporta para que el oficialismo vuelva a tener mayoría en la Cámara Alta con el voto de la presidenta Verónica Magario.

Entre los activos del rol de los jefes comunales, toman relevancia los cambios en el gabinete bonaerense con la llegada de alcaldes a ministerios. La jefatura a cargo de Martín Insaurralde y el ministerio de Infraestructura con Leonardo Nardini aceitaron el vínculo con los distritos y también con aquellos dirigentes candidatos en comunas gobernadas por Juntos.

A propósito de los intendentes del Juntos, en todos los casos y en relación a las PASO hubo una merma en la cosecha de los votos, salvo el caso de Vicente López, donde la lista que responde a Jorge Macri obtuvo la diferencia más amplia. Seguido por San Isidro y San Miguel.

Por último, habrá que prestar atención lo sucedido en aquellas comunas gobernadas por el peronismo en el conurbano que perdieron a manos de Juntos. Una derrota dura recibió el Frente de Todos en Morón. Volvió a caer el oficialismo en Ituzaingó y, a pesar de haber acortado la diferencia, en Tigre el oficialismo no pudo torcer a Juntos.

 

14 noviembre, 2021