Connect with us

Hi, what are you looking for?

Noticias Destacadas

Análisis: De espías y espiados, síntomas de la gran decadencia.

Por Sebastián Dumont – Periodista

La Argentina en decadencia se expresa en todos o ca – si todos sus aspectos. Los temas regresan una y otra vez, siguiendo la máxima de Karl Marx en el 18 brumario de Luis Bonaparte, primero como tragedia y luego como farsa. El comienzo del año nos encuentra con la agenda de la discusión por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y con el fenomenal pase de facturas internas que hizo explotar las operaciones de espionaje durante el gobierno anterior con la supuesta finalidad de encarcelar dirigentes sindicales y perseguir hasta los propios. Las derivaciones de este escándalo aún están por verse. Pero por lo pronto vuelven a poner tensión sobre un sector de la política argentina cuyo principal eslogan era “defender la república”. 

Las oscuras operaciones de inteligencia interna que ahora salen pornográficamente a la luz, forman parte de este proceso decadente. Nadie en su sano juicio podrá creer válida la teoría de un disco rígido por allí perdido que alguien encontró de casualidad. Hay pases de facturas. Cuentas no saldadas. 

Expertos en temas de inteligencia coinciden en ubicar como punto de inicio de este transcurso, el mes de diciembre del año 2014. Allí, la ex presidente Cristina Kirchner decide desmantelar la cúpula de la entonces SIDE, desplazar no solo a sus titulares de entonces, ambos muy cercanos a Néstor Kirchner, sino a Jaime Stiusso. Y con él, a sus colaboradores más estrechos. Aún hoy, nunca más se pudo recuperar cuadros de inteligencia con la formación necesaria y sobre todo la experiencia. 

Un ex agente lo resume de la siguiente manera: “durante el gobierno de Macri lejos de activar al organismo, comenzó a desmantelar la secretaría y puso al frente gente que en otra época no tenían ninguna responsabilidad importante. Fue como haberle dado a un inspector de policía el cargo de superintendente. No estaban preparados”. Las consecuencias están a la vista. 

El tema no es nuevo para nadie. Ya en los comienzos de la gestión de María Eugenia Vidal era una preocupación el espionaje interno. En aquellos tiempos, se creía que gran parte provenía de ex policías ligados al ex jefe de la bonaerense, Hugo Matzkin. De echo, en este mismo espacio se escribió el día 3 de julio de 2016: “Hasta ahora, la gestión de Cristian Ritondo al frente del Ministerio de Seguridad provincial no es la esperada. Muchos menos coincidente con el discurso de la gobernadora cuando planteó, en su discurso de asunción, que pelearía contra las mafias de la provincia de Buenos Aires. Más que significativo el mensaje de Vidal cuando, tras los episodios en su despacho y en la residencia de Salvai, su mano derecha, trascendió que, en cada conversación telefónica, le mandaba saludos a Hugo Matzkin, el ex jefe de la bonaerense. Más que clarito. Sabe o intuye que la están escuchando, la especialidad del hombre que dirigió la bonaerense y que muchos aseguran que hoy sigue teniendo una fuerte influencia. Pero que se supiera aquello de la gobernadora no deja de ser un mensaje muy fuerte para sus propios colaboradores más cercanos. Algo así como decir: “sé que me están escuchando y nadie se encarga de resolver el tema”. Hoy cabe preguntarse si Vidal sabia que parte de ese espionaje lo estaban llevando a cabo agente de la AFI de su propio gobierno. 

Tiempo después, se supo que era así. Y ahora quedó expuesto de manera brutal, lo cual incomoda aún más a la ex gobernadora ya que ella no podía estar ajena a las reuniones de la que formaban parte sus propios ministros y colaboradores. El mote de “hada buena”, se derrite al compas de las altas temperaturas de verano. 

De los “musimundos” al “Blockbuster”. Así se lo define en la jerga a la acumulación de horas de escuchas, ahora sumadas a las de video. Las imágenes de la reunión en la sede del Banco Provincia, entre otras cosas, le aporta un elemento crucial al actual oficialismo para buscar consagrar un objetivo planteado desde el inicio del gobierno en 2019: desplazar al procurador bonaerense Julio Conte Grand. 

La embestida arrancó muy fuerte con los dichos de la senadora Juliana Di Tulio en la última sesión. Se le sumaron expresiones de diversos funcionarios y el martes, diputados del bloque del Frente de Todos bonaerense solicitaron el inicio del juicio político a Conte Grand. El procurador, ligado a Cambiemos, acaba de cometer el insólito error político de mostrarse públicamente almorzando con el ex presidente Mauricio Macri. La foto que trascendió se la tomó en persona un periodista que forma parte de un canal de televisión alineado al oficialismo. No era la primera vez que se juntaban en público. El menos preocupado, tras el episodio, era el ex jefe de Estado. Por razones obvias. 

Por estas horas, Conte Grand recogió el apoyo de procuradores provinciales en un comunicado del que luego se bajó, tras haber firmando, el representante de la provincia de La Rioja. Y en las últimas horas, la Asociación Argentina de Fiscales también se pronunció y  repudiaron las expresiones de la senadora bonaerense que reemplazó a Jorge Taiana en la Cámara Alta cuando asumió como Ministro de Defensa. 

La implosión interna de Juntos en la legislatura bonaerense tras la última sesión, pone dudas sobre si podrá o no prosperar al juicio político a Conte Grand. En primer lugar, para que eso suceda, la Cámara de Diputados deberá aprobar por mayoría simple la conformación de una comisión de cinco miembros que investigue. Luego, el resultado de esa investigación y la acusación deberá ser aprobada por la Cámara baja con los dos tercios de la misma y, por último es el senado, también con la necesidad de dos tercios quien tendría la última palabra. Claro que en el camino, esperan que Conte Grand renuncie para nombrar a un nuevo procurador. Aquello que se buscó en 2019 como una manera de expandir la influencia del oficialismo en la justicia, hoy regresa como una maniobra defensiva ante los tiempos que puedan venir en términos electorales desde el 2023. Siempre es mejor tener un jefe de fiscales cercano. Sobre todo cuando se está en el llano. 

Intrigas, escuchas, operaciones, la política dirime peleas en la superficie que encuentra coincidencias en el subsuelo de la misma. Allí donde los intereses no son tan divergentes. Venimos de un cierre del año a toda orquesta en ese sentido. El tema es saber hasta cuando se puede tirar de la cuerda. 

Un dato interesante de lo que pasa en el mundo entre la sociedad civil y la política. Una reciente encuesta en los Estados Unidos de The Washington Post y la Universidad de Maryland asegura que un 34% cree que la acción violenta contra el gobierno a veces está justificada, cifra mucho más alta que en mismos trabajos hace unos años atrás. Sin dudas, para tomar nota. 

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

El Archivo

Buscá Noticias por fecha en el Archivo

agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Estoa artículos también te puede interesar!