Noticias, Noticias Destacadas Página Principal, Ultimas Noticias

Historias del Conurbano: Las opciones que surgen tras la caída del desdoblamiento electoral.

vidal-massa-macri

Con la novela del desdoblamiento electoral concluida antes de tiempo, ahora las miradas apuntan en dirección a saber quienes pueden salir más favorecidos o perjudicados con el esquema de votación vigente. Los que viene serán tiempo de especulaciones, difusión de encuestas y definición de candidaturas sumidas en las presiones y operaciones típicas de estos tiempos. Hasta finales de junio, momento en que se cierren las listas, escucharemos todo tipo de elucubraciones, salvo que los protagonistas decidan confirmar o desmentir lo que se irá diciendo.

En el oficialismo bonaerense hay funcionarios muy cercanos a María Eugenia Vidal que están convencidos que es mejor votar en fechas separadas de las elección nacional. Pero no es una idea de ahora, sino que lo pensaron siempre. La oportunidad para abrir el debate surgió por dos razones: manifestar, de alguna manera, cierta tensión que existe entre el gobierno provincial y el nacional. Y la otra fue ceder a una petición del Frente Renovador de Sergio Massa que puso en agenda el tema cuando se discutió el presupuesto. Era una condición “no negociable”. La idea de los renovadores estaba vinculada en explorar la separación de los comicios municipales del resto. Esa opción no la contempla la constitución bonaerense.

La sangre en Cambiemos no estaba prevista que llegara al río, más allá que existen, desde hace tiempo, diferencias internas entre la Casa Rosada y La Plata. Se evidenciaron con notoriedad cuando surgió el caso de los supuestos aportantes falsos de la campaña 2015 y 2017 (el hecho también provocó chispazos en el propio gobierno provincial), pero sigue en el ambiente desde la siguiente mirada: hay quienes sostienen que a Vidal le molesta tener que poner el cuerpo en la provincia donde las políticas nacionales no acompañan y además la inflación le licuó el fondo del conurbano que había recuperado. Por ello, aún resta la confirmación que la gobernadora irá por la reelección efectivamente. Desde ayer circulan muchas versiones que la dan como posible compañera de fórmula de Macri. La posibilidad no fue desmentida de manera tajante por las fuentes provinciales consultadas. De todas formas, siempre la primera opción es buscar un segundo mandato.

En el peronismo bonaerense, sobre todo en el conurbano, celebraron la noticia. Los intendentes, más que ningunos saben de la importancia de ir atados a una boleta que podría encabezar Cristina Fernández de Kirchner, donde sus mejores números los cosecha en dicho sector geográfico. Para ello aún falta la certeza que la senadora se postulará, cuestión que no va a llegar hasta el límite de la inscripción de candidaturas. Hoy, Macri está muy mal en el Gran Buenos Aires y ello los jefes comunales lo saben. Además conocen que no habrá un corte masivo de boletas y necesitan tener un candidato a gobernador que no espante como lo fue Aníbal Fernández. La candidatura del quilmeño empujó incluso a que la Iglesia Católica mediante los diferentes párrocos, jugaran fuerte para que Vidal llegue. Ese escenario está más difuso en la actualidad.

Como se ha dicho en varias oportunidades, los intendentes buscan ubicar a un par de ellos para la candidatura a gobernador. Hasta ahora los nombres son Martín Insaurralde por un lado, quien querría tener más certezas que dudas antes de emprender la aventura provincial, y por otro lado el peso específico de La Matanza, donde Verónica Magario le saca ventaja a Fernando Espinoza, situación que provocó tensiones muy fuertes entre ellos con picos hace un mes atrás que ahora parecen haberse enfriado.

Clave será como termine armándose Alternativa Federal en la provincia de Buenos Aires. Allí crece la figura del diputado Jorge D´Onofrio quien ha manifestado con firmeza su deseo de ser candidato, mientras que en la representación de Juan Manuel Urtubey aún ese lugar es difuso, quizá la última señal la haya dado cuando reconoció que Florencio Randazzo sería bienvenido al espacio. El lunes habrá demostración de fuerza desde Mar del Plata donde se medirá el volumen de la presencia de los gobernadores peronistas.

El panorama está abierto. Incluso el que sostienen diversos dirigentes de la provincia de Buenos Aires que trabajan por estas horas con la idea de convencer a Cristina Kirchner que lo mejor podría ser no presentarse y acordar con el resto del peronismo. E imaginan para ese supuesto acuerdo la candidatura de Massa presidente, Axel Kicillof gobernador y Máximo Kirchner encabezando la lista de diputados. Quizá, este fin de semana, pueda haber alguna señal en este sentido. ¿Definiciones? Para ello todavía habrá que esperar.

31 enero, 2019