Noticias, Noticias Destacadas Página Principal

Vidal o Kicillof, ¿Qué prefieren los intendentes del Gran Buenos Aires?

formula bonaerense

“La candidatura de Axel Kicillof para la gobernación camina a pasos agigantados y no habría muchos argumentos para rebatirla. Por eso le apuntan a que un jefe comunal sea el postulante a vice. Y a dos puntos más. Evitar las internas en sus distritos y poder captar la mayor cantidad de legisladores provinciales en cada una de las secciones”. El párrafo con el que se inicia esta nota pertenece a lo escrito hace siete días atrás en este medio. Finalmente se confirmó. Al menos en la palabra de los jefes comunales que fueron invitados a reproducir la información luego que la misma le fuera comunicada a Martín Insaurralde. Clara demostración que no hay “Leona herbívora”. Cristina es la misma de siempre. Decide ella y nadie más. Pero no sólo ello, además de hacerlo parece adicionarle algo de saña. ¿Era necesario pedirle al Intendente de Lomas, que soñaba con el lugar de Kicillof ser el portavoz de la noticia a sus pares?

Misma pregunta se hacían quienes aseguraban que en la mente de Cristina Kirchner nunca estuvo la idea de ofrecerle a Sergio Massa la gobernación de Buenos Aires y que ello sólo habría sido idea de Alberto Fernández y de los mismos intendentes. Es más, las misma voces aseguran que a Massa tenían pensado ofertarle dos lugares en la lista de diputados nacionales. Uno para él y otro para su mujer Malena Galmarini. Imposible de aceptar. Otra muestra de cinismo puro. ¿Cómo hubiera explicado eso Sergio Massa a su propia gente? Volver al redil K para acomodar a su mujer. Imposible.

De todas maneras, el Congreso del Frente Renovador que sesionará este jueves en Parque Norte insistirá en negociar con el PJ. Y buscarán esclarecer una opción que da vueltas desde la semana pasada. Se trata de la idea de llevar en la boleta como candidata a gobernadora a María Eugenia Vidal apelando a las listas “colectoras”. Ello está prohibido por un decreto de Macri reciente que está cuestionado en la justicia con resolución a llegar. Aunque parezca una idea “tirada de los pelos” fuentes muy importantes aseguraron que Massa lo habló el martes en Córdoba con Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto. Los conocedores de la interna política marcan una diferencia sustancial en la relación de Massa con Macri, por sobre la que tiene con Horacio Rodríguez Larreta y la propia María Eugenia Vidal. Por allí habría que buscar. En definitiva, el presidente lo llama al líder del Frente Renovador “Ventajita”, pero no hay dudas que es mejor que, para los intereses de Cambiemos, que sea candidato a presidente a que se acople al PJ de los Fernández. O mejor dicho, de Cristina. No sólo que volvió a descansar sobre el instrumento electoral que despreció durante muchos años, sino que además decide todo ella.

Sobre la mesa están todas las opciones. Lo que se defina allí repercutirá de lleno en la provincia de Buenos Aires y sobre todo en el conurbano. Con la fórmula Kicillof- Magario de la cual ninguno de los dos habló públicamente, los intendentes saludaron y apoyaron en las redes sociales, pero no están tan convencidos de la maniobra. La llegada allí de la intendente de La Matanza no fue una gestión de ellos sino una decisión de Cristina Kirchner. Y con el ex ministro de economía los distancia no sólo una cuestión ideológica – a esta altura algo menor para el pragmatismo reinante – sino la diferencia de saber que no es uno propio. No alcanza con la discusión si es porteño o no. No es peronista y eso es una definición en si misma para los alcaldes, con el amplio significado que eso implica.

¿Será cierto que, en privado, los intendentes bonaerenses la ven a Vidal más peronista que a Kicillof? Al menos en las relaciones políticas la gobernadora ubicó a dos hombres de esa procedencia: Federico Salvai y Joaquín De La Torre. Es más, hace dos años le saltaron a la yugular a Gustavo Menéndez, alcalde de Merlo , cuando habría sugerido que Vidal podía ser alguien viable como más como candidata del peronismo que del Pro.

Si ha sido un incordio para los intendentes se verá más adelante. El dominio del territorio permite enviar señales. Una de ellas sería si en las PASO, las candidaturas locales sacan más votos que la fórmula provincial.

Quién vio esta jugada con anticipación y se movió rápido fue Mario Ishii. El intendente de José C. Paz no participa de las reuniones con sus pares, pero el lunes recibió al ex ministro de economía en su despacho. Se convirtió, antes de la consagración de la fórmula bonaerense, en el primer barón del conurbano en empujar la postulación de Axel Kiciloff. Le dará respaldo territorial en uno de los bastiones peronistas pero además con su armado provincial. De eso da fe el diputado Carlos “Cuto” Moreno, que acompaña al flamante postulante en su recorridas. Otra muestra más de la necesidad de reinstalar “el nestorismo”, termino que intenta disociarse del “cristinismo” con una gran dificultad. El primero fue el gestor del segundo. Guste o no. Es así.

29 mayo, 2019