Notas Destacadas, Noticias, Noticias Destacadas Página Principal

Para Vidal, Mar del Plata es como para CFK La Matanza, un sitio electoral clave. Internas y especulaciones futuras.

Para María Eugenia Vidal, Mar del Plata es como para Cristina Kirchner La Matanza. Con sus matices y diferencias, se tratan de los dos distritos más poblados de la provincia de Buenos Aires y en los cuales tanto el oficialismo como la oposición ponen mucho énfasis respectivamente. Se convierten en bastiones propios. En el caso particular de la ciudad Feliz es interesante introducirse en una trama de variantes políticas que la convierten en un atractivo central de las elecciones del 22 de octubre. Desde que recomenzó la campaña, la gobernadora ya estuvo dos veces y piensa repetir visita esta semana. Arrancó los timbreos allí y el último sábado volvió junto a su candidato a senador Esteban Bullrich. La ciudad se prepara para la temporada en medio de el mayor índice de desocupación y el gobierno de un intendente que está por fuera de los protocolos habituales de Cambiemos. Ya se tejen especulaciones para 2019 y aparecen nombres para pelear la intendencia tan diversos como Hernán Lombardi, Daniel Scioli y el empresario cafetero Martín Cabrales. Cristina Kirchner también haría un desembarco para levantar su performance de la PASO donde quedó detrás de Cambiemos muy lejos.

En la previa de las PASO se puso mucho foco en las elecciones de Mar del Plata porque junto con Bahía Blanca y La Plata son los tres distritos propios de Cambiemos que podían equilibrar los votos que perdiera el oficialismo en el conurbano. El resultado finalmente fue mucho mejor en la ciudad Feliz del que se imaginaba y mucho de ello está relacionado en la imagen de María Eugenia Vidal. No en la del intendente Carlos Arroyo que, si bien llegó de la mano de Cambiemos, está distanciado de la gobernadora. De hecho, en sus visitas a Mar del Plata, Vidal evita las fotos con el alcalde. Detrás de ello hay una historia de enormes dificultades que arrastra la comuna de los tiempos de Gustavo Pulti, que aún no ha podido saldar y hasta ha empeorado en ciertos casos.

De allí que como primeras medidas, y sabiendo que Mar del Plata es una vidriera para el resto de la provincia y el país, Vidal envió a Joaquín De La Torre a “intervenir” para ayudar a ordenar la gestión. Se basó en que el ex alcalde de San Miguel era de los pocos en su gabinete que tenía experiencia en gestión. Durante más de un año De La Torre  viajó en infinidad de ocasiones y armó un equipo para monitorear las devastadas cuentas municipales. Allí uno de los actores centrales y de estricto bajo perfil fue Ivan Budassi, ex titular de ARBA  y reconocido por su eficacia para el manejo de los números. La gestión se encarriló en los gastos pero no alcanza. La provincia debe girar todos los meses dinero para cumplir con los gastos corrientes. Hace poco, Arroyo pidió que Mar del Plata sea incluida en el fondo del conurbano. Sus reclamos parecen más los de un intendente opositor uno propio. Montó en cólera, por ejemplo, cuando no lo dejaron subir al escenario en el regreso del tren a la ciudad. “Vidal no lo quiere cerca”, aseguran quienes conocen al dedillo la interna de la ciudad.

Sin embargo, para la gobernadora General Pueyrredón en clave. Es el segundo distrito electoral de la provincia y allí cosecha fuerte apoyo. En estas elecciones, sus candidatos locales son Franco Bagnato para el senador y Vilma Baragiola que encabeza la lista de concejales de Cambiemos. El caso de Bagnato es conocido. Periodista de profesión saltó a la fama con el programa “gente que busca gente” y luego se afincó en la ciudad donde puso en primera línea la FM Brisas. Vidal lo convocó para dirigir Radio Provincia (AM 1270) en la gestión del secretario de medios Mariano Mohaded. En tanto, Baragiola proviene del radicalismo y en su momento perdió la PASO de 2015 con Arroyo. Ahora será concejal y se verá qué postura adoptará en un concejo deliberante que tendrá tensiones ineludibles.

En el caso de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner prevé una visita si muchas expectativas antes del cierre de la campaña. Allí su candidato es Marcos Gutierrez, que proviene de la militancia K en la corriente “descamisados”. El concejo deliberante renueva 12 bancas y se calcula que 7 podrían quedar para Cambiemos, 3 para Unidad Ciudadana y 2 para Un Pais, el espacio de Massa que en Mar del Plata encabeza “Cholo” Ciano, hijo de un periodista político del Canal 8 local que tiene sus envíos los jueves a la medianoche. Massa ya estuvo de campaña en este tramo hace una semana atrás.

La mira al 2019.

Pero la pelea de fondo, más allá del 22 de octubre se empieza a dar con miras al 2019. Casi nadie apuesta a la continuidad de Carlos Arroyo, al menos dentro de Cambiemos. Y los nombres se multiplican. Desde el propio Bagnato, Baragiola y otros más conocidos para el gran público bonaerense como el caso de Hernán Lombardi. El funcionario nacional posee inversiones en la ciudad y alguien acercó su nombre. Todavía es una propuesta que no despierta grandes expectativas. Por otro lado, se mencionó al empresario Martin Cabrales, de llegada con el presidente Macri.

En tanto, lo que antes parecía imposible o descabellado, ya no lo es tanto. En Mar del Plata no son pocos los que se animan a hablar de Daniel Scioli como posible candidato a alcalde de la ciudad. La historia del ex gobernador con la ciudad es muy fuerte. Desde los tiempos de la motonáutica hasta ahora. Su relación con el empresario local Aldrey Iglesias es clave. Iglesias maneja varias inversiones hoteleras y además el multimedios de La Capital. Indispensable para poder hacer pié en la feliz con intenciones reales. Carlos Arroyo se lleva pésimo con el principal medio local.

En tanto, mientras las especulaciones crecen y la ciudad se prepara para recibir esta semana el coloquio de IDEA, Vidal volvió a visitar La Feliz y sostuvo: “Les pido a los marplatenses que vayan a votar, esta es una elección donde ningún voto sobra. Las PASO, que es la única encuesta que es seria, que es confiable, dio 20 mil votos abajo para Cambiemos, todavía nos faltan 20 mil votos y yo sé que esta ciudad, que ha sido tan generosa con nosotros, puede hacer esa diferencia”, instó.

9 octubre, 2017