NOTA PRINCIPAL, Noticias

Massa y De La Sota juntos le complican la estrategia a Macri de mantener la grieta con el cristinismo

Sergio Massa y José Manuel De La Sota reafirmaron su idea de ser una oposición responsable y alejados de la visión del cristinismo quien le termina siendo funcional al gobierno en la idea de mantener la grieta. En dos jornadas juntaron a todo el espacio de la provincia de Buenos Aires y reiteraron las críticas a las medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri. “Para unir a los argentinos tenemos que abandonar las posiciones extremas que impiden el diálogo y la búsqueda de consensos”, sostuvo Sergio Massa quien no está muy convencido de pejotizarse de cara a las próximas elecciones.

 La famosa “avenida ancha del medio” sigue siendo un tema que no le sienta cómoda al gobierno y tampoco al cristinismo. En esta etapa, al macrismo lo que más le conviene y trabaja para ello es sostener a Cristina Kirchner en la agenda junto con sus laderos más fanáticos para poder mostrar la contracara de un modelo y el otro. Todo esto mientras intenta transitar el momento más álgido de su gobierno producto de las decisiones económicas. Nada mejor que, con casos de corrupción y actitudes violentas, mostrar de manera permanente a qué podría volver la argentina si fracasa el gobierno de Macri.

Claro que esto tiene un tiempo de vencimiento. Si la economía no da síntomas de mejora para el bolsillo de los sectores que votaron a Cambiemos cansados de los K, la estrategia puede complicarse.

Allí, en esa brecha, se introducen Massa y De La Sota. La sola presencia en la agenda del Frente UNA complica la estrategia del PRO. En otros términos, desde Mar del Plata, ambos dirigentes ratificaron que se puede ser oposición pero sin ser anti Macri como pretende el Kirchnerismo.

No en vano, como se publicó en este medio la semana pasada, Massa en la provincia de Buenos Aires y De La Sota en Córdoba están al tope de las encuestas de intención de voto. En el territorio bonaerense el PRO se encarga de mostrar los números de María Eugenia Vidal, pero la estrategia para el año que viene no la tendrá como candidata y es sabido que en política la imagen no se traslada fácilmente de una persona a otra.

Además, pícaro, Massa volvió a decir que su espacio es garantía de gobernabilidad como responsabilidad democrática. Una elegante manera de decirle al gobierno que están para ayudar pero no para hundirse con las medidas que pueda tomar el macrismo. Desde Mar del Plata, parece haber arrancado la campaña del Frente UNA.

Congreso en Mar del Plata

Asimismo, Massa manifestó: “Somos una oposición constructiva. Podemos estar a favor o en contra de una medida de gobierno, pero siempre que estemos en desacuerdo vamos a proponer caminos alternativos para acercar posiciones y encontrar la mejor solución”.

 

“El frente renovador es un partido moderno, republicano y plural abierto al diálogo con todos los sectores que comparten los mismos principios y valores.  Tenemos un compromiso irrenunciable con nuestros votantes, con nuestras convicciones y con nuestra visión de país.  La gente no está pensando en las elecciones, está pensando en cómo llega a fin de mes”.

 

“Para unir a los argentinos tenemos que abandonar las posiciones extremas que impiden el diálogo y la búsqueda de consensos. No queremos corrupción ni ajuste”.

 

“La responsabilidad de un gobierno es encontrar soluciones mirando hacia el futuro. Todos los gobiernos, desde la vuelta de la democracia, heredaron situaciones difíciles. Todos debemos hacer un esfuerzo para salir de la crisis que dejó el gobierno anterior, pero el esfuerzo más grande lo tienen que hacer los que más pueden, no los laburantes”.

 

“Sin desarrollo social no puede haber desarrollo económico y lucha contra la pobreza. El desarrollo sólo se logra integrando capital y trabajo, estado y mercado. El estado tiene que estar presente, regulando la relación de fuerzas, cuidando el trabajo y el bolsillo de la gente”.

 

Respecto a las propuestas del espacio para la difícil situación económica que atraviesa el país, Massa sostuvo: “Nuestra prioridad es expandir el mercado interno, desarrollar la industria nacional, proteger los puestos de trabajo y defender el salario. El aumento brutal de las tarifas, la devaluación, la inflación y la apertura de las importaciones van en contra de esos objetivos”.

 

Y añadió: “No se pueden tomar medidas improvisadas desde una planilla de excel sin considerar que detrás de cada número hay una familia preocupada por llegar a fin de mes y conservar el empleo”.

 

Por último, remarcó: “Tenemos la obligación de construir un pacto económico y social que comprometa a todos los sectores de la sociedad a llevar adelante las reformas que necesita nuestro país en materia de seguridad, salud, trabajo y educación para construir un país con igualdad y progreso para todos. Tenemos que discutir los cambios que necesita Argentina en su matriz productiva (concentrada y dependiente de la soja), en su sistema tributario, en su estructura energética y en su sistema educativo”.

 

13 agosto, 2016