NOTA PRINCIPAL

Massa retiene el centro de la escena y Randazzo imita su estrategia de instalación.

En pañales aún, es increíble el parecido que empieza a mostrar la estrategia de Florencio Randazzo para lanzar su candidatura el año que viene – adelanto de este medio – con la estrategia que utilizó Sergio Massa para serlo en el 2013. Mientras tanto, el líder del Frente Renovador sigue en el centro de la escena con la discusión de la ley antidespidos y aquellos augurios que vería menguado su capital político aún deben esperar. El difícil equilibro de alejarse y acercarse al macrismo.

Hace 48 horas a Sergio Massa y al Frente Renovador lo daban debilitado y con el bloque partido. Sin embargo, la frustrada sesión en diputados del jueves volvió a poner al tigrense en el centro de la escena. Para el macrismo, aún es un aliado que no puede despreciar, aunque por momento la cuerda se suele tensar más de lo habitual.

Es sabido que Massa tiene mejor relación con Vidal que con Macri. Y esa situación es la que genera internas dentro de Cambiemos. Hay un sector que critica el manejo que le dio Vidal y quiere recortarlo. Es un péndulo la relación. El mismo método que utiliza el propio Massa para hacer el juego que más le gusta.

Además de las versiones sobre la ruptura del bloque del Frente Renovador, que finalmente no sucedió, volvió a escena la salida del espacio del intendente Joaquín De La Torre, algo que ya se sabía desde hace un mes atrás. Todo tiene que ver con todo.

Sin esos datos previos, no se puede explicar el operativo de instalación de Florencio Randazzo para liderar un espacio dentro del peronismo con tinte “moderado”.

El parecido con la estrategia del massismo en 2012/13 es muy llamativa. Al igual que en aquel entonces, Randazzo no dirá nada y serán sus hombres más cercanos los que dejen flotando la posibilidad. También la idea de construir un espacio basado en los intendentes se parece al nacimiento del Frente Renovador. Jugar con que se viene una candidatura le dio muchos resultados a Massa. Randazzo no diría nada hasta fin de año.

Hasta uno de los armadores es Gabriel Katopodis el intendente de San Martín, quien también estuvo en los orígenes del massismo. Era, junto a De La Torre y Eseverri, los tres mosqueteros de la provincia de Buenos Aires. Otros tiempos. Ahora, quizá intenten replicar la experiencia con el ex ministro de Interior y transporte.

Para el macrismo quizá todo esto pueda favorecerlo en el futuro. Pero antes deberá poner su cuota parte. El peronismo está sediento de volver al poder lo antes posible y lo que puede sonar amigable hoy, quizá se trastoque en el futuro no tan lejano.

12 mayo, 2016