Noticias, Noticias Destacadas Página Principal, Ultimas Noticias

María Eugenia Vidal, la reserva de “sensibilidad social” en el modelo de Cambiemos

Las medidas y acciones del gobierno de Macri entre finales del 2017 y el comienzo del 2018 hicieron que la imagen presidencial cayera varios puntos.  según la encuesta que lo haya medido. También las expectativas futuras sobre el rumbo de la economía decayeron. Esos pasos en falso son los que entusiasmaron a un sector del peronismo que ahora ya no ve como una imposibilidad la idea de pelear con chances en el 2019, algo que se había instalado tras la ratificación en las urnas en octubre pasado del rumbo de Cambiemos. En el medio de ello, la política bonaerense cumple un rol fundamental. A medida que esas situaciones tiendan a profundizarse, se escuchará con mayor vehemencia la posibilidad que María Eugenia Vidal se convierta en la reserva de “sensiblidad social” del modelo Cambiemos para el 2019. Claro que para ello, aún falta mucha agua correr bajo el puente.

Para sostener cada una de las especulaciones que circulan en la política bonaerense por estas horas, hay datos y hasta anécdotas que sirven para ello. Una de ellas dice que nunca para Macri ser presidente fue su único proyecto de vida como sí para otros políticos. Y que en los comienzos del 2015 cuando su candidatura despuntaba, era frecuente escucharlo decir que tenia varios proyectos además del de ser presidente. Un detalle. Luego logró serlo y se sabe que cuando se ejerce el poder no están sencillo dejarlo. Ese dato sirve para ilustrar que, de ser necesario, podría dejar la posta.

Igualmente, trasciende de las entrañas del poder que el presidente argentino le comunicó a sus íntimos que va por la reelección. Lo más probable. Aunque también una manera de frenar los aprestos de internas que son lógicos cuando en los oficialismo no vislumbran demasiado peligro en la oposición.

Por ahora, más allá de la próxima marcha y los intentos unificadores del peronismo, en el gobierno bonaerense no ven, como principales sostenes políticos territoriales que son de Cambiemos, un mayor riesgo allí. Sí en el rumbo de la economía, pero al mismo tiempo saben que a finales del 2018 y en 2019 no se librarían batallas “antipáticas” para la opinión pública.

De todas maneras, como adelantamos en nota anterior, la idea de Vidal no es ir a una confrontación abierta con el peronismo. Los dos sectores dialoguistas podrían intercambiar sus posturas opositoras según el proyecto que se trate. En ello están los intendentes, donde en la cercanía de Vidal resaltan e diálogo con Martín Insaurralde y por otro lado Sergio Massa que mantiene relevancia en la legislatura. No la misma de antes, pero cuenta con el reconocimiento de Vidal que cuando tenían un entendimiento se respetó. En eso, Macri no piensa lo mismo del líder del Frente Renovador.

“Las fotos de unidad de la oposición no son un tema que nos genera por ahora tanta preocupación, nuestro futuro político va a depender de lo que hagamos en principio nosotros”, sueltan en la cercanía de María Eugenia Vidal y critican la imagen de Roberto Baradel y Pablo Moyano en la cumbre del PJ en el Partido de La Costa, aunque en algún punto sostienen que esas cuestiones hasta favorezcan en algún punto.

En medio todos estos temas están ya los cálculos locales que nunca se pueden desenganchar de lo nacional y provincial. En Cambiemos saben que la próxima elección será la mejor y última gran oportunidad de seguir proyectando presencia territoriales. Y se ilusionan con triunfos en distritos como Ituzaingó, Hurlingham, Avellaneda, San Martín, Malvinas Argentinas y Escobar como algunos casos puntuales.

A diferencia de los que manifiestan que la casi única clave de los éxitos electorales es el avance de la marca Cambiemos, en el equipo de Vidal le dan preponderancia a quienes tienen peso territorial. Sean intendentes o lo hayan sido. Por supuesto que los números también juegan su rol importante a la hora de definir candidatos. Se podría decir que a esta altura, el mapeo de posibles postulantes está bastante definido. Podrá haber alguna sorpresa pero no será común denominador. Cómo tampoco habría internas en aquellos sitios donde los jefes comunales están consolidados.

“¿Si María Eugenia Vidal puede ser candidata a presidente? Depende de la decisión de Mauricio Macri” sostienen cerca de Vidal. El juego sobre ese misterio será comidilla habitual en los tiempos que vienen.

9 febrero, 2018