Noticias Destacadas Página Principal

Malvinas Argentinas: Se enrarece el clima político con atentado a oficina de Cariglino

En medio de las amenazas que denunció el gobierno provincial sobre la gobernadora y horas después de que Jesús Cariglino dijera a “La Letra P” que aspira a volver a la intendencia de Malvinas Argentinas, el ex jefe comunal sufrió anoche la tercera amenaza de la semana que podría estar vinculada al oficialismo actual por parte del actual oficialismo local.

El último atentado ocurrió pasadas las doce de la noche, cuando incendiaron las oficinas de Los Polvorines donde el cariglinismo trabaja dando asistencia social a la gente de Malvinas en conjunto con el gobierno nacional y provincial.

Los mismos vecinos de la cuadra fueron quienes dieron aviso al 911 al ver a dos personas de sexo masculino poniendo trapos embebidos en kerosene sobre dos de las ventanas del edificio, para luego prenderlas fuego. Gracias al rápido accionar de los vecinos las llamas pudieron apagarse antes de que el siniestro pase a mayores.

Llamativamente, unos días antes del atentado el intendente kirchnerista Leonardo Nardini mandó a quitar la cámara de monitoreo que vigilaba la cuadra.

TRES AMENAZAS EN UNA SEMANA

La rivalidad entre Cariglino y Luis Vivona (que es quien dirige las riendas de Nardini y toma todas las decisiones de gobierno desde un lugar oculto conocido en el municipio como “la segunda intendencia”), viene de larga data. Enfrentados reiteradas veces en las urnas, el ex funcionario de Alicia Kirchner sólo pudo quedarse con el sillón de Cariglino  proponiendo a Leonardo Nardini, quien además hoy carga sobre sus espaldas una acusación por malversación de fondos de Anses mientras era Jefe de dicho organismo.

Desde que asumió la intendencia en el mes de diciembre, la dupla Vivona – Nardini sigue de cerca los pasos del ex jefe comunal que desde el anonimato continuo con el trabajo social en el distrito a través del gobierno nacional y provincial.

En un primer momento el contraataque kirchnerista no pasaba de falsas acusaciones y denuncias infundadas, pero a medida que el cariglinismo fue recuperando terreno las ofensivas van tomando un tinte violento. El último viernes en horas de la noche amedrentaron a dos colaboradores de Cariglino disparando con armas de fuego sobre su vivienda. La denuncia radicada en la fiscalía dice que fueron más de diez tiros que entraron por puertas y ventanas.

Casualmente, este atentado ocurrió tras conocerse el dictamen judicial del 12 de Agosto que obliga a Nardini a reincorporar a más de 100 trabajadores municipales despedidos. “A vos no te vamos a reincorporar porque hoy te vamos a hacer mierda” amenazó un hombre que paso en bicicleta por el frente de la casa de una de las víctimas horas antes de la balacera.

23 agosto, 2016