Noticias, Noticias Destacadas Página Principal

Malvinas Argentinas: La obsesión de Nardini y las contradicciones del Concejo Deliberante marcan el ritmo político local

nardini concejales

A esta altura, seis meses después de haber asumido, está aún más claro que la principal obsesión del intendente de Malvinas Argentinas Leonardo Nardini no es su propia gestión, sino tratar de enterrar la de su antecesor Jesús Cariglino apelando a denuncias y maniobras políticas que, al menos en los últimos casos, fueron bastante débiles y provocan el efecto contrario del que se busca. A medida que pasan los días, las comparaciones entre un gobierno y el otro se hacen cada vez más frecuentes. Ahora, la contradicción del Concejo Deliberante.

En la última sesión del Concejo Deliberante de Malvinas Argentinas aprobó la creación de una comisión especial para investigar la gestión anterior. Es decir la del intendente Jesús Cariglino. La misma será integrada por un representante de cada bloque. Lo llamativo es que, esos mismos concejales, hace menos de un mes, aprobaron sin chistar la rendición de cuentas del ejercicio 2015 que efectuó, justamente, el propio Cariglino. Si había algo para cuestionar ese era el momento. Pero no sucedió.

La necesidad imperiosa de buscar como quitarle valor al gobierno de Cariglino – cuyas obras no son cuestionadas por prácticamente nadie – lo lleva al intendente a cometer errores que se terminan convirtiendo en muchos casos en el hazme reír de la política y vuelven como bumerán. Eso pasó con el famoso descubrimiento – luego de seis meses – de un quinto piso en el despacho municipal del propio intendente. El particular no requiere mayor análisis. Lo ha resumido muy bien el dirigente Julio Bárbaro.

La reaparición pública de Cariglino generó una reacción en el oficialismo, ya que el ex intendente anunció que buscará regresar al gobierno municipal en 2019, previo paso por las elecciones legislativas del 2017.

La mezcla de una gestión que no arranca y que vive de fuertes internismo, lleva al gobierno local a utilizar como principal herramienta para la distracción, el ataque al gobierno anterior. Mientras tanto, van sumando a ex funcionarios del gobierno que ahora denostan. Ya es vox populi el acuerdo con integrantes de la primera línea del gobierno de Cariglino para que los ayuden a reorientar un gobierno que aún es muy lábil. “Mirá lo que hago pero no lo que digo”, solía expresar Néstor Kirchner cuando se quejaban por su expresiones en temas particulares.

Claro que detrás de estas jugadas hay algunas explicaciones concretas. Por eso, las palabras tienen más importancia en Nardini y Vivona que los hechos. Sino cómo podrían explicar que, la gestión que ellos mandan a investigar y que al mismo tiempo le aprueban la rendición de cuentas, sus números son manejados por la misma persona, Mercedes Méndez.

18 junio, 2016