Noticias, Noticias Destacadas Página Principal

Malvinas Argentinas: Después de 6 meses, Nardini reconoce que no puede terminar el hospital de diagnóstico precoz y quiere que Vidal lo ayude

hospital de diagnóstico

Quienes transitan por Malvinas Argentinas, sobre la ruta 197 frente al polo de hospitales que se han construido durante el gobierno anterior y que llevó a la ex presidente a catalogar al distrito como la Capital Nacional de La Salud, se levanta una imponente construcción que hoy es un elefante blanco vidriado. Allí, se estaba construyendo el hospital de diagnóstico Precoz cuya finalización estaba prevista para los primeros meses de 2016. Pero cuando cambió el gobierno, la obra se paró. Y ahora se supo por qué. El intendente Leonardo Nardini reconoció que no lo puede hacer sólo y le pidió a la gobernadora Vidal a que lo ayude a terminarlo.

Como al intendente actual de Malvinas Argentinas le gusta comparar de manera permanente su gobierno con el que lo antecedió, en el tema salud corre con enorme desventaja. Y el mismo lo terminó reconociendo. Al menos así se desprende de las declaraciones que publica el portal La Tecla donde tras reunirse con Vidal, dice que Nardini contó que en su caso puntual solicitó el acompañamiento de la Provincia para “la culminación del hospital de Diagnostico Precoz” y agrega: “teniendo en cuenta la problemática que hay en la Provincia con el sistema de salud le pedí a la Gobernadora que nos ayude a terminar la obra y la hagamos en conjunto”.

La explicación es un reconocimiento de las propias limitaciones, pero que en cuanto a lo que sucedía antes, es preocupante. El sistema de salud de Malvinas se construyó con los fondos que el mismo sistema generaba. Entre ellos el aumento del índice de la coparticipación por la mayor cantidad de prestaciones que ofrecía a los pacientes, no sólo del distrito. Es más, era sabido que la diferencia política entre Cariglino y el gobierno nacional y provincial anterior le demoraban los pagos de las obras sociales estatales. Al 10 de diciembre esa deuda era millonaria, y esta gestión de Vidal sí la comenzó a pagar a Nardini a pesar de ser de otra fuerza política.

Pero hay algo más complejo aún. En 6 meses Nardini no solo no pudo poner un ladrillo nuevo en el hospital de diagnóstico, sino que además, cuentan los trabajadores, que han sacado equipos nuevos que estaban comprados para ese nosocomio para reemplazar los que se rompían en el Hospital De Trauma. Son muchos los testigos que dan cuenta de ello. Claro que por miedo a perder el trabajo prefieren mantener el anonimato.

Ya en el mes de agosto del año pasado, habían llegado las escaleras mecánicas para dicho hospital. Las mismas hoy estarían a la intemperie y sin cuidad. En aquel momento, en varios portales se escribía lo siguiente: “Con respecto al avance en la construcción del nuevo Hospital Municipal de Diagnostico Precoz, Bazán dijo: “La obra viene muy bien, es una obra grande que lleva su tiempo y sabemos que todo está siendo solventado con fondos municipales. Calculamos que a fin de año se va a inaugurar la primera etapa que es la planta baja, en donde estará toda la parte de imágenes. Los equipos ya están, se adquirieron tomógrafos, resonadores, mamografos, entre otras cosas”, afirmó el Ingeniero.

“El edificio del nuevo nosocomio es muy moderno, totalmente vidriado. Ya fueron colocados en su totalidad cada uno de los vidrios espejados que rodean el Hospital”.(Fuente: http://www.zonanortediario.com.ar/despachos.asp?cod_des=43168&ID_Seccion=151)

Cabe preguntarse qué ha pasado con toda esa aparotología y por qué el gobierno de Nardini en más de seis meses de gobierno no pudo avanzar un sólo centímetro y recién ahora dice que quiere que Vidal lo ayude. Con un agravante. Tanto Malvinas, como el resto de los municipios reciben en tiempo y forma los fondos de la coparticipación, del endeudamiento para infraestructura y además está pagando las deudas que dejó la gestión Scioli. Con estos datos está claro que plata, al municipio no le falta. Es un problema de gestión.

29 junio, 2016