Noticias, Noticias Destacadas Página Principal

La reunión de los intendentes K permite avizorar cómo está la interna por las presencias y, sobre todo, por las ausencias

intednentes hoy renuidos en Ituzaingo

Una importante cantidad de intendentes del conurbano junto con legisladores del kirchnerismo se reunieron en Ituzaingó donde gobierna Alberto Descalzo, uno de los barones del conurbano con mayor antigüedad – lo hace desde el 95- y se convirtió en un respaldo al jefe comunal luego de los incidentes en su distrito con la policía y las críticas al ministro de Seguridad Cristian Ritondo. Además, lo alcaldes – estaban de todas las líneas internas, desde dialoguistas a ultra K – con el objetivo que la gobernadora termine de traspasar la policia local al ámbito municipal. Hubo dos ausencias llamativas, Alejandro Granados y Mario Ishii. 

La postura de la mayoria de los alcaldes tras la reunión en Ituzaingó es tratar de avanzar en una ley que permita la cesión total de las policias locales a los municipios diagramando con la mayor claridad posible las responsabilidades de cada uno de ellos. 

La fuerte polémica se desató luego que hubieran incidentes en Ituzaingó. Desde el ministerio de Ritondo afirman que Descalzo, con el jefe de la policia local usaban a los efectivos para custodias privadas. En el organismo provincial también habrían detectado un caso similar en Malvinas Argentinas donde la policía local cobraría un canon por hacer las tareas de custodia en los espectáculos que se realizan en el reciente inaugurado estadio Direct Tv Arena en Tortuguitas. Pero ello es materia de investigación. 

Por lo pronto, desde lo político, la reunión permitió observar algunos detalles interesantes. Por un lado, hay reclamos que obligan a dejar de lado las diferencias internas entre los alcaldes. Por eso, fueron desde Juan Patricio Mussi y Jorge Ferraresi, ultra K, a Gustavo Menéndez, Insaurralde o Katopodis, catalogados como dialoguistas. Si hasta se dio una vuelta por la reunión Sergio Berni. 

Si fue llamativa la ausencia de Mario Ishii y Alejandro Granados. Son dos de los intendentes que se los menciona como de los más colaboradores con el gobierno de María Eugenia Vidal, sin pintarse de amarillo. Es más, la semana pasada, en varias editoriales, se los daba como posibles incorporaciones a Cambiemos, algo que fue desmentido por el entorno de ambos. 

Sin embargo, la incorporación de De La Torre al gabinete puede convertirse en la tranquera para que lleguen más peronistas del conurbano al espacio de Vidal en la provincia de Buenos Aires. 

11 julio, 2016