NOTA PRINCIPAL, Noticias, Noticias Destacadas Página Principal

La inminente incorporación de Joaquín De La Torre al gabinete de Vidal obliga a replantear el mapa político de San Miguel

La iniciativa es miuy similar a la que lleva a cabo el Municipio en todos los barrios desde hace varios años

María Eugenia Vidal parece enamorada de San Miguel. Visitó el distrito al menos en tres oportunidades en las últimas tres semanas. No es algo habitual para la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, si es que detrás de ellos se moviera la política y la inminente incorporación de Joaquín De La Torre a su gabinete. Lo más firme al día de hoy es el desembarco en el Ministerio de Producción, quien hoy está en manos de un hombre del radicalismo directamente ligado al vicegobernador Daniel Salvador. No deja de ser todo un dato que ayuda a entender donde prefiera apoyarse la gobernadora. Pero además, la movida de Vidal y De La Torre dispara un obligado reacomodamiento del tablero dentro del oficialismo local, pero también de la oposición.

Primero efecto cuando se de la incorporación de De La Torre al gobierno provincial: San Miguel tendrá nuevo intendente. Será el actual Secretario de Obras Públicas Jaime Méndez, que es concejal en uso de licencia pero que por se el primero de la lista del 2015, le corresponde ocupar ese lugar. Se avizora un gobierno con, fuerte influencia del propio futuro Ministro, pero también con varias patas locales. A saber: el propio Mendez, Pablo De La Torre, Fernando Insaurraga y el cada vez más influyente “Bebe” Calvente. Pero tampoco hay que desconocer el poder de otro línea dentro del oficialismo y con presencia en el ejecutivo, que es encabezada por Hugo Reverdito y el concejal Guillermo Sanchez. El equilibro de toda esa interna será clave para que el oficialismo pueda aspirar a seguir en el gobierno más allá del 2019. Pero tiempo al tiempo.

Por una razón obvia, si De la Torre se suma al gobierno provincial quedará vacante el espacio del Frente Renovador en San Miguel. Algunos datos son llamativos. La diputada María José Tedeschi, que responde al intendente además ser la esposa de Fernando Insaurraga, aún pertenece al bloque que preside Juan Amondaraín. No se ha movido. Es verdad que De la Torre y Massa siguen en contacto frecuente. Es más, el día del padre habrían mantenido una larga conversación vía chat, la forma preferida del ex intendente de Tigre para comunicarse.

De todas formas, alguien deberá representar al Frente Renovador. ¿Será cierto que Franco La Porta ya tiró lineas? Nadie se anima a confirmarlo, pero los operadores de Massa juegan a la incógnita. Mientras tanto, el ex candidato K quiere despegarse del Frente para la Victoria y ya piensa en nuevos slogans para su “Nuevo San Miguel”. Aunque llamó la atencion verlo este fin de semana recorrer la segunda sección electoral de donde fue candidato con De Narváez en 2013. ¿Habrá algún otro concejal que busque acercarse a Massa?. Veremos.

Por su puesto que para el Pro es un dato más que relevante lo que haga De La Torre en función de su armado. Pensar en internas cuando el hombre fuerte del distrito es ministro provincial sería un poco alocado. En principio, a todos los actores no les quedaría demasiado margen para no alinearse detrás del todavía intendente.

En tanto, el Frente para la Victoria tiene sus propios problemas como consecuencia de la implosión que la justicia está produciendo hacia su interior. Ello golpea de manera directa en el ámbito local, donde es muy probable que se anuncien salidas en los próximos días.

25 junio, 2016