Ultimas Noticias

La foto del PJ bonaerense que no esperaba Kirchner

pablo_bruera_1.jpgintendentes_juntos_1.jpgmassa

Mientras el peronismo federal se prepara para su encuentro del viernes y Néstor Kirchner desde Olivos le da el visto bueno a varias líneas políticas en la provincia de Buenos Aires, un grupo de dirigentes, entre los cuales se destacan intendentes y legisladores se reúnen para marcar una posición distinta en el justicialismo bonaerense y piden por el tratamiento de los temas más acuciantes para la población como la inseguridad. Entre los nombres destacados de este grupo están los intendentes Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Luis Acuña (Hurlingham), Sergio Massa (Tigre) y Pablo Bruera (La Plata).

Los encuentros no son nuevos. Desde hace varias semanas que este grupo viene charlando de diversas maneras. En la mayoría de los cónclaves los temas son recurrentes: el futuro del justicialismo, la posibilidad de acompañar o no a Kirchner en una interna, el cansancio por lo que creen es el desvío de los temas más urgentes de la agenda de la población y  hasta la incomodidad que significa la renovada idea del titular del PJ de la armar con sectores trasversales, incluyendo hasta el propio Martín Sabatella. Es justamente el ex intendente de Morón un límite para los jefes distritales del conurbano. No están dispuestos a compartir un mismo espacio.

El día martes por la noche hubo un nuevo encuentro de dirigentes en Tigre. Allí estuvieron los antes mencionados, pero no fueron los únicos, También asistieron Joaquín De La Torre (San Miguel), Sandro Guzmán (Escobar) y legisladores como Gabriel Bruera entre otros. Allí se decidió volver a encontrarse este jueves. De las reuniones no participa Mario Ishii (José C. Paz)

Está claro que muchos de los presentes no están conformes con el rumbo que toma el gobierno nacional. Están convencidos que la insistencia en abordar cuestiones como la pelea con Clarín por Papel Prensa no son prioritarias. Y que las urgencias pasan por otro lado. La inseguridad es la principal preocupación de la mayoría de los intendentes del conurbano que ven escaso acompañamiento desde las esferas nacionales.

Para muchos analistas sorprendió la asistencia de Sergio Massa en estas reuniones. Hay quienes creen que tiene un renovado vínculo con Néstor Kirchner. De todas maneras, su participación en este grupo lo pone en una situación de compromiso con el resto de sus colegas. Y llegada la hora tendrá que definirse.

Entre lo que se escucho el martes por la noche se destacaron muchas cosas. Hubo posiciones fuertes en cuanto a qué vínculo mantener con el peronismo federal. Hubo voces que coincidían en que participar de una interna manejada por Kirchner y Moyano era suicida. De allí a una ruptura es sólo cuestión de tiempo.

La foto que quizá se vea en los medios el próximo viernes dará que hablar. A las múltiples líneas internas que lanza Kirchner, se suma este espacio que, justamente, no es mandado por el ex presidente. El juego está abierto y como adelantó El Embudo hace dos meses, noviembre puede ser un mes clave en el futuro del justicialismo bonaerense. Su posible ruptura cambiaría el escenario político nacional.

8 septiembre, 2010