NOTA PRINCIPAL, Noticias

La asunción de Nicolás Rodriguez Saa en la casa de San Luis logró reunir a un interesante mosaico del peronismo

rodriguez saa

La asunción del nuevo titular de la Casa de San Luis en Buenos Aires mostró un amplio mosaico de dirigentes del peronismo que, en otros tiempos, estuvieron distanciados o en veredas distintas. La “foto” la consiguió el joven Nicolás Rodriguez Saá quien se hace cargo de ese sitio por decisión del gobernador puntano Alberto Rodriguez Saá. Desde Mario Ishii a Guillermo Moreno, pasando por Rafael Follonier y el intendente de Malvinas Argentinas Leonardo Nardini. Un amplio espectro de jóvenes vinculados al Frente para la Victoria que buscan ahora su propio lugar en la “reconstrucción del peronismo”.

Nicolás Rodriguez Saá hace tiempo que viene siendo parte de un grupo de jóvenes dirigentes políticos que van logrando lugares importantes. Llegó a sumarse al espacio de la mano de Roni Caggiano actual secretario de obras del gobierno de José C. Paz en el gobierno de Mario Ishii. El alcalde de paceño fue otro de los asistentes. Y más allá de construir un espacio propio dentro del peronismo, no tuvo problemas en asistir.

También participó Guillermo Moreno, siempre polémico y convencido que el peronismo se unirá para ganarle al “neoliberalismo”. Para muchos fue una sorpresa su asistencia.

El dato es la nueva postura del gobernador de San Luis quien siempre, junto a su hermano, armaron su propio espacio dentro del peronismo y alejados del partido justicialista. En esta etapa, se lo ve convencido que es necesaria la unidad del peronismo. La lectura es en el orden nacional pero también lo es hacia adentro de su provincia donde por primera vez en muchos años tienen una oposición para estar atentos. “Volumen político dentro y fuera de la provincia”, destacaron quienes conocen los pasos del gobernador de San Luis, muy crítico al actual gobierno nacional. “Hay hambre”, reiteró en diversas oportunidades.

Nadie quiere hablar de candidaturas, pero todos las discuten y piensan en ellas. El mandatario provincial está seguro que la estrategia del gobierno será dividir al peronismo en todas las provincias y no sólo en Buenos Aires. Es probable.

Por otra parte, se vieron presencias de las más variadas. Representantes de la Cámpora, Kolina, Peronismo Militante y otras agrupaciones con sello K. Lo que se dice un variado mosaico. Es que las medidas del gobierno para muchos son la prenda de unidad del peronismo, a contramano de lo que quiere el propio oficialismo.

A juzgar por la imagen en la casa de San Luis, en pleno barrio norte, no son tantos los dirigentes capaces de juntar tanta diversidad en un mismo lugar. El dato es para tenerlo en cuenta. Quizá los una lo planteado por Nicolás Rodriguez Saá en su discurso: la lectura del articulo 14 bis de la constitución, donde están consagrados los derechos de los trabajadores. Lo que se dice, peronismo puro.

1 febrero, 2017