Noticias, Noticias Destacadas Página Principal, Ultimas Noticias

Humo blanco en el PJ bonaerense que de todas formas marca el nuevo orden entre los intendentes.

Gustavo Menéndez será el presidente del PJ. No habrá interna. Hubo fumata blanca y unidad. Los plazos se fueron estirando de tal modo que se pudiera arribar a un acuerdo, más allá que todo parecía haber volado por los aires el martes pasado. Sin embargo con al filo de límite se pusieron de acuerdo y Fernando Espinoza aceptó declinar su postulación y se llevó como prenda del entendimiento la presidencia del congreso partidario. Por su parte, Verónica Magario será consejera por la rama femenina.

La resolución de la interna de todas maneras es un triunfo del ala de los intendentes “renovadores” que avanzan sobre un esquema mucho más amplio que el PJ bonaerense. El otro escenario es la legislatura provincial donde tendrán su bloque separado del kirchnerismo más ortodoxo y van por la vicepresidencia de la cámara, lugar que podrían disputar con el massismo. No parece haber sido casual la visita de Martín Insaurralde este jueves al despacho de Manuel Mosca, titular de la Cámara Baja. El intendente de Lomas de Zamora es quien llevó adelante la voz de las negociaciones de parte del peronismo con el gobierno de María Eugenia Vidal para la sanción del presupuesto. La gobernadora agradeció con una visita al distrito pocas horas después de consumada esa votación. La mirada apunta ahora a los fondos que tendrán los municipios para la realización de obras públicas en los próximos dos años, combustible ineludible para la búsqueda de continuidad o crecimiento político.

La resolución del conflicto en el PJ deja claras señales. Por un lado, el retroceso del cristinismo, que podría haber tenido en Espinoza un aliado más claro. Quizá también esto obligue a la ex presidente a sostener su reciente creación: Unidad Ciudadana.

También hay que observar el avance veloz de los intendentes más jóvenes sobre las estructuras dominadas por sus pares con más años. Gustavo Menéndez será el presidente del PJ con apenas dos años como intendente de Merlo. Además lo convierte en el jefe de la primera sección electoral dentro de los alcaldes peronistas. Lo mismo para Martín Insaurralde, quien desplaza a Fernando Espinoza, es decir a La Matanza de ese sitio de manejo y referencia. Además resuelve una vieja puja entre ambos. Nunca se llevaron bien. Lomas es, después de La Matanza, el distrito más grande del conurbano y el tercero en la provincia. Merlo es la comuna más populosa de la primera sección electoral. Como dijo Julio De Vido en su última parte de facebook, el peronismo necesita hacer valer su territorialidad por sobre el duranbarbismo.

Este nuevo orden entre los intendentes ya se empezó a ver en el cierre de las listas seccionales. Y fue adelantado aquí hace muchos meses atrás, el 24 de julio. (ver  https://www.urgente24.com/267145-alcaldes-van-con-cfk-pero-ya-elucubran-mas-alla-del-2310 ) En la primera se impuso el criterio de los nuevos alcaldes. Gustavo Menéndez logro ubica al primer senador Gustavo Soos y Leonardo Nardini a Luis Vivona en tercer lugar. Antes se hablaba que Alberto Descalzo, el histórico intendente de Ituzaingó iba a encabezar el listado, pero finalmente quedó al margen. Datos que había que seguir de cerca.

En la tercera seccion electoral, otro histórico como Julio Pereyra corrió con otro destino. Dejará Florencio Varela dos años antes y será el titular de la bancada de diputados que tendrá referencia en los alcaldes mencionados. Un retiro territorial con honores.

Fernando Espinoza había convertido su pelea casi en una cuestión personal. Ya en las últimas horas la junta partidaria que preside Hugo Curto lo había emplazado a que complete su lista. No la había podido terminar. Algunos miembros le habían renunciado. No le quedó otra opción que acordar y no someterse a una situación de posible derrota. El acuerdo de unidad marca los nuevos tiempos del PJ bonaerense y la relación que tendrá con el oficialismo. Por momentos se pareció más a una puja de egos que de otra cosa. Sin embargo, deja mucha tela para analizar. El peronismo aún tiene un trecho largo para reconfigurarse y dejar atrás su reciente pasado. Esa parece ser una tarea algo más compleja.

23 noviembre, 2017