Noticias, Noticias Destacadas Página Principal

Fútbol y política: De La Torre capitaliza el ascenso de San Miguel a la B Metropolitana.

san miguel

El fútbol y la política van muchas veces de la mano, aunque en varias ocasiones eso se intente disimular o esconder. Son múltiples los casos donde los clubes del ascenso en la Argentina reciben el apoyo de los dirigentes políticos locales para poder sostenerse y avanzar. Sobre todo sucede en la geografía del conurbano bonaerense. Este sábado, el club San Miguel logró el ascenso a la primera B luego de haber abandonado esa categoría hace muchos años atrás. Y detrás de ese logro está la capitalización política del actual ministro de gobierno bonaerense Joaquín De La Torre quien se puso en su momento al frente para que el deporte más popular de la institución pudiera salir de la crisis y no quedar a atrapado en la complicada quiebra por la que atraviesa desde hace muchos años. El rol clave de Fernando Inzaurraga.

“Si el municipio se retira, el fútbol desaparece”. Muchas veces se escuchó decir que sucedería eso si la municipalidad de San Miguel le quitaba el apoyo al fútbol del club homónimo. En realidad, fue una manera de expresarse ya que desde el punto de vista institucional, la comuna no es la que prestó su apoyo sino la dirigencia política que conduce el distrito desde 2007.

En su momento, Joaquín De La Torre tomó la decisión de “bancar” al club y se metió de lleno en el fútbol que es un emblema para toda esta región. Cuestiones de la geografía hacen que la sede este en San Miguel y el estadio en Malvinas Argentinas. Pero las riendas las tomó el poder político sanmiguelino con De La Torre que delegó esa tarea en Fernando Inzaurraga. Se trató además de una política para colaborar con los clubes de fútbol de la zona, ya que lo hicieron también con Juventud Unida y Muñiz. Eran tiempos donde estaba muy fresco el caso de Tigre y la exitosa participación de Sergio Massa, que sigue hasta hoy con su mano derecha Ezequiel Melaraña.

En el camino hubo sinsabores y momentos tensos. Se llegó a estar en la categoría más baja, desde donde arrancó en 1978 y desde allí comenzó el proceso de recuperación. Hoy San Miguel es considerado un grande del ascenso porque ha sabido ganarse un lugar, sobre todo, por su convocatoria.

El festejo del ascenso, conseguido en el estadio de Defensores Unidos de Zárate donde el local no perdía desde hace mucho tiempo, terminó con una caravana donde varios funcionarios locales compartieron con los integrantes del plantel. Una clara muestra de la injerencia de todos ellos en este camino hacia la consagración.

Desde lo político, De La Torre y los suyos lo capitalizan. Y además se da a pocos días de una contienda electoral. Los calendarios son así. A veces juegan a favor y otras en contra. Esta vez, le tocó festejar al oficialismo local.

 

 

 

29 julio, 2017