Noticias, Noticias Destacadas Página Principal

El gobierno cerca de su objetivo de lograr “tres peronismos”

El gobierno está cerca de lograr el objetivo que se planteó apenas ocupó la Casa Rosada: llegar al mes de agosto de 2017 con el peronismo lo más dividido posible, y planteando una idea de polarización con el cristinismo duro. Y como se dijo en este medio en reiteradas oportunidades, el verdadero adversario es Sergio Massa quien puede cosechar en la misma laguna de votos que el oficialismo. Por ello se entiende que cada movimiento de dirigentes del Frente Renovador es evaluado de manera distinta a si sucede lo mismo en otra fuerza política. El último caso es el de Héctor Dáer, quien ya había roto relaciones con el massismo desde hace varios meses, pero ahora se hizo pública. También hablan de Facundo Moyano y Felipe Solá, aunque este último ya habría dicho que esa posibilidad no existe. El destino es, para ellos, Florencio Randazzo, quien ha sumado a Alberto Fernández como jefe de campaña y quien orquesta la movida. Lo más seguro es que vayan por afuera del PJ, porque de esa manera se terminaría de cerrar el escenario ideal para el gobierno.

Fuentes cercanas al gobierno nacional hacen el siguiente análisis donde lo ponen el foco en el futuro de Sergio Massa. Según esa mirada, Randazzo podría captar a los peronistas moderados que no estarían muy de acuerdo con la alianza Massa- Stolbizer y el Frente Renovador pasaría a ser un espacio progresista con poco peronismo.

Claro que todo ello es lo que el gobierno quiere que suceda. Por eso es muy evidente que el objetivo es limar al Frente Renovador, más allá de lo que piense el presidente sobre la figura de Massa a quien en el comienzo de su gobierno lo llevó a Davos como muestra de la buena sintonía entre el gobierno y las principales fuerzas de la oposición. Luego la relación se rompió.

En este medio se di cuenta de los contactos de Randazzo con Mario Quintana y Federico Salvai. Además es muy probable que comiencen a aparecer encuestas que le den mejor margen al ex ministro del interior de lo que hoy tiene. Para saber el derrotero de Randazzo es un buen ejercicio seguir de cerca al gran diario argentino. Y recordar que todo ello surgió desde una tapa un domingo donde hablaban de su posible postulación tras los dichos del sindicalista de la Unión Ferroviaria.

Aunque algunas cosas han cambiado. Por ejemplo, el caso del intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde, quien es un activo demoledor del armado del “flaco”. Incluso en persona telefonea Insaurralde a dirigentes para vaciarle plenarios al randazzismo.

La lista de unidad que pretenden en el peronismo es de difícil realización. Aunque si Cristina Kirchner no es candidata, con el affaire de Daniel Scioli, no son muchos los que puedan arrastrar votos propios. Allí se ilusionan que puede levantar Florencio Randazzo.

Mientras tanto, en el gobierno provincial muestran cierta tranquilidad y confían en la figura de María Eugenia Vidal y en la dispersión del peronismo para ganar la estratégica provincia de Buenos Aires. Madre de todas las batallas.

15 mayo, 2017