NOTA PRINCIPAL, Noticias

El almuerzo de Vidal con De La Torre alimenta más especulaciones sobre el destino del intendente de San Miguel

Las especulaciones sobre si Joaquín De La Torre pasará a formar parte del espacio de Cambiemos en poco tiempo no van a cesar hasta tanto haya una definición en ese u otro sentido. Y cada paso que da el intendente de San Miguel ayuda a alimentar las teorías sobre el particular. Este sábado, mantuvo un almuerzo con María Eugenia Vidal en Bella Vista donde oficialmente hablaron de temas de gestión. Se produjo tras la suspensión, por cuestiones climáticas, de la inauguración de la obra hidráulica en Santa María, donde además existía la posibilidad de una visita del propio presidente Mauricio Macri.

Es sabido el buen vínculo que mantienen De La Torre y la gobernadora Vidal que se expresa en cada oportunidad que se da cuando surge algún tema en particular. La semana pasada, De La Torre acompañó a la mandataria al senado para reclamar por los fondos del conurbano bonaerense, y más tarde declaró que hacía mucho tiempo que un gobernador no se ponía al frente del pedido de lo que le corresponde a los bonaerenses.

Vidal iba a estar en la inauguración de la obra hidráulica considera la más importante en los últimos cincuenta años de San Miguel. La fiesta tuvo que ser suspendida por el clima que al mismo tiempo sirvió para corroborar la eficacia de la misma. Igualmente, la mandataria estuvo almorzando con el intendente en una reconocida quinta de Bella Vista.

De Manera oficial, lo que se dijo fue que la reunión tuvo contenido de gestión como las obras que aún faltan para el distrito en cuanto a hidráulica e infraestructura. Como así también la seguridad que preocupa y mucho sobre todo por el incremento de los secuestros extorsivos en el el conurbano.

Pero es imposible no asociar este encuentro a las especulaciones políticas. En Cambiemos a De La Torre lo ubican como parte de su propio dispositivo. Y el intendente no se siente a disgusto con ello, más allá de no definir su incorporación al oficialismo. Por ahora, juega al misterio y envía señales hacia adentro del peronismo en el armado de Florencio Randazzo, que lleva adelante su colega y amigo Gabriel Katopodis. “Siempre es tentador estar en el mismo espacio que Gabriel (Katopodis)” dijo el intendente de San Miguel en más de una oportunidad, aunque reitera que su meta es seguir pensando en el distrito.

En definitiva, la reaparición de Randazzo en la interna del peronismo es leída incluso como una maniobra propia del propio gobierno nacional y provincial que hace rato se trazó la meta de dividir al peronismo en, por lo menos, tres partes distintas.

4 junio, 2016