NOTA PRINCIPAL

Con los números en la mano, el PRO quiere seducir a Stolbizer y de paso golpear a Massa.

stolbizer macri

Las últimas encuestas que se conocieron muestran que un acuerdo electoral entre Massa y Stolbizer podría ser letal para el oficialismo. Las señales en ese sentido son más que elocuentes y en varias oportunidades se mostraron juntos. Siempre con temas de agenda legislativa. La última vez fue en Mar del Plata. Ante la pregunta si es posible ir juntos a las elecciones, ambos responden: “no es el momento para hablar de estas cosas”. Y tiran la pelota hacia adelante. Por eso, en el oficialismo han comenzado un operativo seducción para tratar de evitar un acuerdo Massa-Stolbizer, adelantado por este portal hace más de tres meses atrás.

La foto que trascendió en Tecnópolis donde se los vio juntos a Jorge Macri y Stolbizer generó suspicacias políticas. Es lógico. Vivimos en la era de la política “fotogénica”. Y cada una de las acciones de esta naturaleza buscan generar algun tipo de mensaje. Pero la verdad que es difícil que Cambiemos pueda sumar a Stolbizer. Al menos en sus declaraciones, “Marga” es crítica del modelo económico de Macri. Claro que la provincia suele ser mirada de otra manera.

No es la primera vez que en el oficialismo hablan de la posibilidad de sumar a Stolbizer. Hasta “Lilita” Carrió, llamada a silencio después de las dos cumbres con María Eugenia Vidal hizo mención a esa idea.

Por lo pronto, Massa es quien podría cerrar ese acuerdo. Al menos es lo que se visualiza en la actualidad. Claro que para eso deberá sortear una dicotomía importante. Parece difícil que Margarita este dispuesta a compartir espacio con muchos dirigentes del peronismo que hasta hace unas horas e incluso en la actualidad tienen el sello K, aunque busquen desprenderse de él lo más rápido posible.

La idea de Cambiemos está sustentada en que, además, por ahora no hay un candidato taquillero que pueda garantizar por el mismo un triunfo en las elecciones clave de medio tiempo, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. La que mejor mide es Carrió, pero no todos están de acuerdo con que sea ella quien represente al espacio.

De todas maneras, hay que darle la derecha a Macri que a la hora de jugársela por un candidato propio tiene olfato. De lo contrario, María Eugenia Vidal quizá nunca hubiera llegado a la gobernación. Un año antes de las elecciones, pocos creían en ello. Esa experiencia no puede ser pasada por alto. Aunque no siempre las historias se repiten.

28 julio, 2016