Noticias Destacadas Página Principal

Como la justicia no avanza, ahora quieren correr a CFK de la escena electoral bonaerense desafiándola a una interna


scioli cfk

El llamado a indagatoria del ex jefe de Gabinete de la provincia Alberto
Pérez es un tiro directo a Daniel Scioli. Quizá mas que nunca, el ex
gobernador busque ser candidato a algo el año que viene para evitar
males mayores desde el punto de vista judicial. Mientras el cristinismo
suma problemas en la justicia, desde el propio justicialismo buscan
desafiar a la ex presidente Cristina Kirchner con un interna que la haga
retroceder o que termine presentándose por Santa Cruz.

La foto que causó revuelo en la provincia de Buenos Aires esta semana y
que mostraba un intento de unidad de los intendentes del Frente para la
Victoria quizá sea todavía algo prematuro para evaluar. Es más, propios
jefes comunales creen que fue bastante tirada de los pelos la
convocatoria, pero que sirvió para dar un mensaje hacia adentro y fuera
del justicialismo.

En este orden, empezó a crecer la idea de una postulación de Florencio
Randazzo, quien ya abrió oficinas en la Capital Federal donde se reúne
con distintos dirigentes, de manera permanente. El ex ministro del
interior y transporte parece decidió a jugar electoralmente el año
próximo, más allá de algunos carpetazos que pudieran aparecer de su paso
por la función pública en el gobierno de CFK.

Pero el dato más interesante es la manera que buscan de desprenderse
definitivamente de Cristina Kirchner y su influencia. Para eso un grupo
de intendentes quiere cerrar filas y desafiar a la ex presidente a ir a
una PASO para definir el candidato del Frente para la Victoria que
compita con Cambiemos y el Frente Renovador, las otras dos fuerzas que
aparecen con serias chances en todas las encuestas de estos tiempos.

Desde el pensamiento de los jefes comunales más reacios al cristinismo
aseguran que un desafío de esta naturaleza hará que CFK no ponga en
riesgo su caudal político y desista de presentarse por la provincia de
Buenos Aires. Les sacaría un peso de encima, porque con ella en la
cancha electoral, ayudaría y mucho al oficialismo, pero si va a una
interna la cosa puede cambiar.

El tema es que la posibilidad de una PASO muy atractiva dentro del
peronismo puede ser una complicación para el resto de las fuerzas
políticas, ya que podría concentrar gran cantidad de participantes y
acercarse a un número que lo deje en la puerta de una victoria en
octubre. Claro que después mucho tendrá que ver el candidato.

Como la justicia parece que no les hará el favor de correr de la cancha
a Cristina al menos hasta el año que viene, ahora buscan sacarla con
esta idea electoral. Lo cierto es que todavía es muy prematuro y la
única que sigue midiendo algo en ese espacio es la ex presidente junto
con el ex gobernador.

28 octubre, 2016